2 de Abril, No Olvidamos

Malvinas también fue la dictadura Cívico Militar

La guerra de Malvinas tuvo lugar entre el 2 de abril y el 14 de junio de 1982, duró 74 días y mató a 649 argentinos.

Es necesario recordar que este enfrentamiento bélico fue parte del golpe de Estado que comenzó en 1976, que hacia el año 1982 ya había secuestrado, torturado y asesinado a miles de personas. El gobierno de facto, en ese entonces, comandado por Galtieri fue quién organizó la irrupción militar en las Islas Malvinas en un momento en que la dictadura era repudiada por múltiples sectores de la sociedad.

Aquel gobierno genocida que había generado cientos de centros clandestinos de detención, tortura y exterminio en todo el país, también era sumamente rechazado por las políticas económicas implementadas que condenaban a grandes capas de la población a la pobreza, el hambre y la miseria.

Por estas razones es que la guerra de Malvinas se entiende en muchos casos como la última maniobra de la dictadura cívico-militar para continuar en el poder.

” La Guerra de las Malvinas, guerra patria que por un rato unió a los argentinos pisadores y a los argentinos pisados, culmina con la victoria del ejército colonialista de Gran Bretaña.
No se han hecho ni un tajito los generales y coroneles argentinos que habían prometido derramar hasta la última gota de sangre. Quienes declararon la guerra no estuvieron en ella ni de visita. Para que la bandera argentina flameara en estos hielos, causa justa en manos injustas, los altos mandos enviaron al matadero a los muchachitos enganchados por el servicio militar obligatorio, que más murieron de frío que de bala.
No les tiembla el pulso: con mano segura firman la rendición los violadores de mujeres atadas, los verdugos de obreros desarmados. ” Eduardo Galeano

La silenciada historia de las veteranas de Malvinas

No sólo fueron madres, abuelas, hermanas, tías, amigas. También hubo protagonistas que fueron silenciadas por la última dictadura militar e invisibilizadas por los sucesivos gobiernos democráticos. Son las mujeres de la guerra de Malvinas, que sufrieron los mismos problemas que los hombres, las pesadillas, el estrés post traumáticos y el ninguneo, y que 37 años después, de a poco, están empezando hablar..

En Argentina la primera fuerza armada en incorporar mujeres fue la Fuerza Aérea, eran enfermeras universitarias asimiladas, esto es, incorporadas mediante un curso al ámbito militar. Fueron las primeras, las pioneras y las que fueron desplegadas a Comodoro Rivadavia durante la Guerra de Malvinas.

El ejército Argentino, tenía enfermeras instrumentistas quirúrgicas civiles que se ofrecieron como voluntarias para embarcar en el buque Hospital Almirante Irizar. Como militares la incorporación se produjo con posterioridad a la guerra. La Armada Argentina no tuvo mujeres en sus cuadros durante la guerra, solo una, correspondiente a la marina mercante, civil que participó del conflicto por ser requerido el buque donde trabajaba. El ministerio de Defensa sostiene que las primeras mujeres en incorporarse a las Fuerzas Armadas fueron las enfermeras asimiladas a la fuerza aérea en 1980, el ejército lo hizo en 1997 y la marina en 2001.

Hablar de veteranos de guerra debe incluir a aquellas que lo fueron estuvieran o no dentro del teatro de operaciones. Porque la guerra con sus amenazas y sus heridos se trasladó más allá de las islas y el mar.

Veteranas de guerra:   de la Fuerza Aérea son las vicecomodoros Mónica Rodríguez y Mónica Rosas; las suboficiales Gladys Maluendez, Mirta Rodríguez, Sonia Escudero y Helda Soloaga; y las integrantes del personal civil Stella Maris Botta, María Marta Arce, Liliana Colino, Gisela Bassler y Esther Moreno. Alicia Reynoso, Stella Maris Morales, Ana Masitto.

Hoy es nuestro deber visibilizar y recordar a los hombres y las mujeres que arriesgaron su vida, victimas de las decisiones de un Gobierno de facto que pretendía perpetuarse en el poder.