El Fútbol femenino es profesional

Durante años nos dijeron que el fútbol era cosa de varones, no podíamos ir a la cancha ni mirar un partido de tv y que ni se nos ocurriera opinar… Pero con el tiempo nos fuimos haciendo lugar en las tribunas y dentro de las canchas.

El sábado 16 de Marzo  AFA anunció el lanzamiento oficial de la Liga Profesional de Fútbol Femenino. En líneas generales se trata de una inversión de dinero que se repartirá entre los 16 clubes que juegan en la 1º División, que tendrán un mínimo de 8 contratos por equipo con sueldos equivalentes a los de la Primera “C”  del fútbol masculino. Por su parte, AFA deberá ingresar los aportes correspondientes a la obra social de futbolistas y a Futbolistas Argentinos Agremiados (FAA). Además asumió el compromiso de crear la Copa Evolución, un torneo federal similar a la Copa Argentina para incluir a las jugadoras del interior del país.

El lanzamiento de la Liga Profesional de Fútbol Femenino es la respuesta a varios reclamos que vienen haciendo las jugadoras desde hace años. No sólo por los salarios es su lucha, también piden por la igualdad de condiciones con sus pares del fútbol masculino: que les brinden obra social o prepaga, que los clubes les provean la indumentaria correspondiente para los entrenamientos y partidos, que en caso de lesión física les cubran la rehabilitación, que los clubes respondan por los gastos de traslados, entre otros.

“El fútbol será feminista, disidente y profesional”.

Maca Sánchez es futbolista, santafesina y feminista. Se convirtió en la referente de la lucha por la profesionalización del fútbol este último tiempo, luego de que durante sus vacaciones le informaran su desvinculación del club en el que jugaba (Deportivo UAI Urquiza), impidiéndole también jugar en otro club hasta el fin del semestre. A través de sus redes sociales expresó su descontento con la decisión que tomó la institución y dio a conocer los reclamos que vienen haciendo las futbolistas desde hace años.

Tuvo tal repercusión que las canchas rápidamente se llenaron de carteles y banderas brindando apoyo y pidiendo por el Fútbol Profesional, reclamo que molestaba a algunxs que bajaban las banderas durante los partidos.

Hoy el fútbol es profesional pero la lucha continúa porque las mujeres seguimos faltando en los equipos técnicos, las comisiones directivas de los clubes y lugares de toma de decisiones dentro de AFA.