Birreras de Argentina: el colectivo de mujeres que crece en la industria cervecera

En lo tiempos que corren, las mujeres protagonizan un momento de transformación constante y el mundo de la cerveza artesanal no es la excepción. Radio Patas y El Numeral hablaron con Vanesa Rey de “Cerveza Abdij Deleuze” y Alejandra Alomo, que es homebrewers. Ambas son productoras de cerveza y miembros de Birreras de Argentina. Nos contaron el trabajo solidario que realizan y cómo se preparan para el 3er Encuentro de Cerveza Artesanal del próximo 13 y 14 de abril en el Playón del Parque Domínico.

¿Quienes forman parte del colectivo de Birreras de Argentina?

Alejandra Alomo: Birreras de Argentina se conformó hace 2 años y hace uno que está más activo. Desde sus orígenes la idea fue encolumnarnos en un grupo de mujeres que nos desarrollemos dentro de la industria. Hoy por hoy es muy difícil que en las fábricas las mujeres trabajen para hacer la cerveza, si hay un cargo disponible va a ser ocupado por un hombre por el prejuicio de que sólo ellos pueden hacer fuerza. Nosotras estamos demostrando de a poquito que las mujeres pueden trabajar en ese ámbito.

Vanesa: Somos más de 100 mujeres en la actividad cervecera, no sólo la que tiene fábrica sino la que está conectada desde algún lado con la actividad. Alejandra se puso al hombro empezar a conectarnos, a hablar entre nosotras, una de una fábrica, otra desde la administración de un bar. Esto hizo la unión, se armó esta locura hermosa y nos juntamos a cocinar. No todo es cerveza, como colectivo empezamos a trabajar sobre violencia de género, con los recortes que hay en salud y en educación porque nos afecta directamente en la industria. Es un colectivo federal, hay gente de Rosario, de Mendoza, de Mar del Plata y Tucumán.

¿Cuál fue la primer producción?

Alejandra: La primera fue una Belgian que se llamó “Juanza Azurduy”. Fuimos 20 mujeres la que pudimos estar ahí y surgió la necesidad de hacer algo, desde nuestro lugar de mujeres, para luchar contra la violencia de género. Nos enteramos de la propuesta de Mujeres en Lucha: en Mar Chiquita no había policía de la mujer. Entonces íbamos a los bares a vender la cerveza y lo recaudado fue para ellas. Fue una gran experiencia poder lograr que las mujeres tengan un lugar donde sean asistidas y contenidas. Visibilizamos el trabajo de la mujer en la industria cervecera, un lugar que por normalidad se creía que era de hombres.

¿Qué las impulsó?

Alejandra: Fue la necesidad de no sentirnos solas. Nos ocurría que cuando íbamos a un evento, en el grupo de hombres eramos una o dos y eso era muy notorio. A veces hasta resultaba un poco incómodo, aunque la mayoría estábamos acostumbradas. Eso fue lo que facilitó, tener un gran alcance a capacitaciones y dar la posibilidad de organizarnos nosotras para estar presentes o viajar juntas. Se generó un vinculó y se empezó a trabajar en los problemas que teníamos. 

Vanesa: Empezamos a evaluar que no hay una misma cantidad de jueces mujeres que de jueces varones, que la actividad siempre fue de un ámbito más masculino y la mujer estaba relegada. Al unirnos empezamos a tener más fuerza, pudimos conseguir capacitaciones para el grupo y si además, podemos hacer cosas que generen un trabajo social, bienvenido sea. Además, nos encontramos con nuestras pares.

¿Pensaban que iban a tener esta repercusión?

Vanesa: Se dio en el tiempo y en el espacio justo, cuando las cosas suceden. Es increíble. Cuando arrancó no teníamos esta magnitud, de repente empezó a entrar gente y todas con mucha fuerza. Todavía cuesta pero yo no esperaba esto, es maravilloso porque estoy en el lugar indicado aunque siempre hay que remarla. Decís <que bueno esto> y te abrazas con tu compañera, a la par. Está sucediendo algo que va mucho más de birreras, la mujer está despertando y es inevitable. 

Alejandra: Somos minoría ruidosa. No es un ambiente necesariamente machista pero todas en algún momento nos encontramos con alguna actitud, de sentir ese momento de incomodidad o de malestar, de desvalorizar lo que estábamos haciendo. Es necesario destacar que muchas llegamos a Birreras porque hubo hombres que conocían el colectivo y lo compartieron. A pesar de ser una industria masculina, es un porcentaje muy bajo porque siempre están quienes entienden que esto es necesario.

¿Hace cuánto que producen?

Vanesa: Con mi socio, Eduardo Deleuze, estábamos trabajando en una empresa de viajes y conocí ahí la cerveza belga. Un día le dije que la cerveza que hacía no podía hacerla en el subsuelo del departamento, con una capacidad muy chica y surgió este proyecto. Yo hice la inversión, fui aprendiendo y dejé de hacer lo que estaba haciendo. Ahora nos agarraron los tiempos de Macri pero siempre hay que ponerle mucho amor. Ahí encontré este fuego que tengo desde la lucha, de generar ideas, de tener proyectos, de hacer algo por el otro.

¿Cómo se preparan para el evento del 13 y 14?

Alejandra: En Avellaneda hicimos una cerveza que no se hace usualmente. Aprovechamos a hacer una Paasbier, una cerveza de Bélgica que se hace solo para pascuas y es la que presentaremos el 13 y 14 de abril que organiza el Municipio de Avellaneda. Tenemos muchas expectativas. Lo recaudado va a ser donado para mujeres de Avellaneda y quisimos homenajear a Azucena Villaflor, por ser de la ciudad. Apelamos mucho a la unión de las mujeres porque somos motores de nuevas ideas y nuevos proyectos. En este caso, queremos que en Avellaneda se vea eso. 

Vanesa:  A mí me toco de lleno porque soy de Avellaneda y ahí pensamos que el nombre de la cerveza sea de una mujer relevante de acá, que lo que se genere sea para Avellaneda. Mi socio es el que diseña la receta en combinación con todas nosotras, siempre en combinación de estilo belga y empezamos a pensar cómo era Azucena. Entonces cuando la cocinamos vino Alicia, la hija de Azucena y nos contó toda la historia que vivieron. Vinieron las mujeres de la familia y fue muy fuerte, porque es la primera vez que hicimos la cocción y podemos ademas sumar un contenido que es escalofriante. Además estuvo Magdalena Sierra y se nos abrieron muchas puertas, esperamos que esto continúe y que podamos seguir produciendo. El 13 y 14 vamos a lanzarla en el evento donde también habrá música y comida. 

¿Que objetivos tienen a futuro?

Alejandra: Parte del grupo de Birreras forma parte del comité que organiza el Primer Congreso Latinoamericano de Mujeres Cerveceras. Se hará en Ecuador en el mes de julio y tiene como fin fomentar a nivel regional la cultura cervecera en el ámbito de la mujer. La idea es seguir capacitándonos, hacen faltas juezas, hacen falta sommeliers. Queremos seguir cocinando de manera colectiva, porque nos gusta mucho y genera vínculos. Queremos que muchas mujeres se acerquen porque no es difícil, no es imposible, porque somos mujeres y somos apasionadas, y siempre vamos a encontrará un nuevo lugar o un nuevo proyecto para seguir creciendo

Se declaró de interés legislativo la Milonga de Sarandi

El Honorable Concejo Deliberante de Avellaneda aprobó por unanimidad el proyecto que declara a la “Milonga de Sarandiarte” de interés legislativo. La iniciativa fue presentada a través de la Comisión de Educación, Cultura y Promoción de las Artes.

Entre los argumentos, se mencionan que la milonga funciona hace tres años y es un lugar de fomento y difusión de formaciones musicales, de artistas y de bailarines vinculados al tango, que permite a muchos de ellos vivir de su arte. Por último, reconoce las decenas de artistas que pasaron por este lugar y el aporte que realiza a la cultura popular de la ciudad.

El concejal Matías Murabito, impulsor de este proyecto junto al espacio cultural Sarandiarte, expresó en sus redes sociales: “Somos un instrumento para que estas iniciativas sean reconocidas y valoradas, lxs verdaderxs protagonistas son quienes todos los días ponen cuerpo, cabeza y corazón para sostener estos espacios de encuentro”

Mujeres en la dictadura cívico militar en Argentina

Mujeres y Militancia

Hay otra historia que puede ser contada, que no pone el foco en la debilidad y la victimización de las mujeres sino en su fortaleza. Sus prácticas de resistencia, los trucos para usar el género a favor de la organización política, las estrategias sexuadas o no de supervivencia en el encierro, las transformaciones que proponían dentro de sus espacios de militancia, los vínculos con los feminismos. Si bien las mujeres no representaban cargos jerárquicos en las organizaciones, tuvieron roles muchas veces fundamentales para el trabajo político. Dentro de las organizaciones guerrilleras había tareas que estaban destinadas casi exclusivamente a las mujeres. Se encargaban de la propaganda, brindaban apoyo jurídico y moral a los miembros del grupo que caían presos, y asistían a sus familias. Además se les asignaban objetivos donde pasarán más desapercibidas que los hombres. Ellas se ocupaban de alquilar casas para un operativo, comprar pelucas o acompañar a los militantes perseguidos, haciéndose pasar por sus parejas.

Según la política ideológica y cultural de la dictadura, ligada con la perspectiva católica de la mujer, existe una esencia de lo femenino, un destino de mujer que la ata por naturaleza a la maternidad, a las labores domésticas de cuidado familiar, que señala que el lugar de la mujer debe estar en el hogar, que debe reservar la sexualidad para el ámbito privado del matrimonio, resaltar sus virtudes femeninas y una sarta de ideas conservadoras que construyen un estereotipo de lo femenino que era (¿es?) peligroso amenazar. La mujer que salía de este modelo era un riesgo, una loca que había que acomodar.

Graciela Sartal

Graciela Sartal es maestra, tiene 25 años. En la 43 hizo su primaria y en el ENSPA la secundaria. De allí salió como Maestra Normal. Además de enseñar a leer y a escribir, Graciela enseñó a bailar y a jugar.

Graciela trabaja y estudia, enseña y aprende. En La Plata estudió periodismo y en Filosofía y Letras estudió Historia. Pero Graciela también milita, la Juventud Universitaria Peronista la encontrará entre sus filas. No es casual su elección, en el hogar ser peronista podía ser más que natural y eso Graciela lo sabía.

Graciela también sabe que la realidad es imperfecta y como tal hay que modificarla.  Sabe que la gente sufre y es necesario hacer algo. En ese hacer, Graciela no va a dudar en darle techo y comida a un jovencito sin hogar. Esa sensibilidad la caracteriza.

Pero la larga noche de la dictadura cubrió de oscuridad a toda forma de lucha y una noche fría de julio del 76 golpeó con fuerza a la puerta de los Sartal- Pacheco.

Graciela y Héctor, papá de Graciela, forman parte hoy de la larga lista de víctimas del terrorismo de Estado.

Hoy poco a poco estamos recuperando sus historias. Estamos convencidos de que cada uno de ellos debe estar visibilizado para la sociedad. Tenemos la obligación de ser instrumentos de memoria y homenaje a cada uno de los 30.000. Reconocerlos como colectivo, pero recuperando sus individualidades. Estamos en la difícil tarea de traer luz ante tanta oscuridad a la que fueron expuestos. Debemos aprender de su ejemplo y su lucha, llevando como bandera la consigna de Memoria, Verdad y Justicia, como base para acceder a una patria libre, justa y soberana.

30.000 razones para mantener la memoria

24 de marzo. Memoria, verdad, justicia.

La dictadura Cívico Militar iniciada el 24 de marzo de 1976 en la Argentina no fue un episodio aislado de la realidad latinoamericana desde mediados de la década del 60. Como parte de su política exterior, Estados Unidos impulsó y financió las interrupciones de los órdenes democráticos de la mayoría de los países americanos. Desde 1964 hasta 1980 Brasil, Argentina, Bolivia, Uruguay, Chile y El Salvador iniciaron sus dictaduras. El caso de Paraguay fue anterior, desde 1954 el general Stroessner hacía caso omiso al sistema democrático.

Cuando hablamos de las dictaduras latinoamericanas existen dos ejes de análisis fundamentales, Políticas económicas y violación sistemática de los Derechos Humanos. Si bien suelen estudiarse y denunciarse de manera separada, necesariamente éstos ejes están íntimamente relacionadas. No es posible desarrollar políticas Neoliberales sin aplicar de manera violenta un sistema represivo. A diferencia de la actualidad, el contexto histórico en el que se desarrolló la dictadura el mundo estaba inmerso en la bipolaridad, para Estados Unidos el ejemplo cubano de revolución no podía repetirse. Evitarían de cualquier forma que pueda instalarse un gobierno de corte socialista dentro del territorio americano. Es aquí donde entran las fuerzas armadas, que autoerigidas como reserva moral de la nación no dudarían en ejercer la violencia sistemática sobre la llamada subversión apátrida, que incluía a las organizaciones político militares, los sectores obreros, los estudiantes secundarios y universitarios, intelectuales, músicos, religiosos …. En definitiva todos…

Según la doctrina de seguridad nacional, debían ser eliminados todos los elementos que pudieran parecerse al enemigo marxista- leninista que era impulsado por la Unión Soviética.

Es ese contexto represivo funcionaron entre 1976 y 1983 en la Argentina alrededor de 610 Centros Clandestinos de Detención, 30.000 personas fueron detenidas desaparecidas, 500 niños fueron despojados de su identidad,  10.000 presos políticos fueron detenidos de manera ilegal y estuvieron recluidos en sistema penitenciario nacional durante toda la dictadura.

Rodolfo Walsh en su carta abierta, realiza un análisis exhaustivo de la situación nacional en tan solo un año de dictadura. A lo largo de su escrito, el periodista y escritor, analizó y denunció a las políticas económicas de la dictadura y la sistemática violación a los DDHH, incluyendo en su análisis la denuncia a los sectores judiciales que rebotaron alrededor de 7000 habeas corpus hasta marzo de 1977.

Plan económico

En materia económica, se implementó el “Programa de recuperación, saneamiento y expansión de la economía argentina” sus objetivos eran: acelerar la tasa de crecimiento económico, alcanzar una distribución razonable del ingreso, modernizar el país y fomentar la eficiencia de empresas del Estado, dominar la recesión, la inflación, la deuda externa y la caída de los niveles de producción e implementar una “economía de producción” en reemplazo de la “economía de especulación” preexistente.

Con la aplicación del Nuevo Plan Económico se eliminaron las retenciones a las exportaciones agrícolas, se redujeron los aranceles a las importaciones, se liberó el mercado cambiario y financiero y cesó la emisión monetaria, la financiación fue mediante créditos.

Como consecuencia de estas medidas económicas, durante el periodo 1976-1981, se produjo una devaluación del 400%, la inflación anual escaló a 131%, la deuda externa se elevó a 45000 millones de dólares.

Durante los años que duró el Gobierno de facto se destruyó la industria nacional, el déficit fiscal superó los 4400 millones de dólares, aumentó la desocupación y el trabajo informal.

La dictadura con perspectiva de género

Según el Informe Nacional sobre Desaparición de Personas, el 33% del total de los desaparecidos y desaparecidas entre 1976 y 1983, fueron mujeres. A partir de los testimonios de las sobrevivientes, sabemos que existía una violencia específica hacia ellas. Fue sistemática, planificada y aplicada en casi todas las detenidas, en los diversos Centros Clandestinos de Detención (CCD) del país.

Para la dictadura militar, eclesiástica y civil las mujeres tenían un rol de garantes del cuidado y resguardo de los valores de la tradición nacional y cristiana, pero a la vez que se las elevaba como seres divinos en los Centros Clandestinos de Detención se ejercía una operación de exterminio de las militantes y se apropiaba de lxs niñxs nacidxs en cautiverio.

Muchas de las mujeres detenidas-desaparecidas fueron perseguidas y acorraladas por haber abandonado el destino de mujer y haber ocupado un lugar clave en las luchas populares.

Con el tiempo se recuperaron relatos de la violencia sexual a la que las mujeres detenidas eran sometidas, las prácticas misóginas y las condiciones inhumanas en que algunas de ellas ejercian la maternidad. El silencio respecto de la violencia específica sobre las mujeres en la última dictadura se relaciona con dos razones, por un lado es una cuestión postergada y por otro su tratamiento pone en discusión el orden sociocultural actual y no solo el del contexto del terrorismo de Estado.

Desde el año 2000 la Corte Penal Internacional considera delito de “lesa humanidad” a las violaciones, la esclavitud sexual, la trata, la esterilización forzada y los abusos sexuales cometidos dentro de un plan sistemático contra una población civil. En Argentina, recién en 2010, este tipo de delitos cometidos sistemáticamente por los represores durante la última dictadura militar, pasaron a ser considerados de lesa humanidad.

El principal objetivo de la dictadura era poder “restaurar el orden natural (de género)” , por lo tanto, este proyecto que se pretendía instaurar estaba fuertemente impregnado de valores familiares, donde las mujeres son excluidas de la esfera pública y se prioriza su desempeño como cuidadoras del hogar. Por otra parte, la implementación de esta ideología se dio en medio de una supuesta guerra contra un enemigo interno: la subversión. La lógica de la guerra, relacionada con el hacer militar, estaba implicada con los valores y la experiencia masculina. Por ende, la violación fue una manera de poner a la mujer en su lugar, acallar su rebeldía y mostrarle el lugar que ocupaba, su feminidad esencial y su rol inalterable.

La “Milonga de Sarandiarte” será declarada de Interés Legislativo en Avellaneda

La Milonga de Sarandiarte lleva 4 años de vida desarrollándose en el Espacio Cultural Sarandiarte, en la calle Salto 63. El tercer sábado de cada mes es la cita, el perfil de esta milonga es netamente popular y de barrio, buscan crear ese punto de encuentro de los amigos milongueros de zona sur, manteniendo siempre la esencia tanguera de la ciudad de Avellaneda.

Cuándo afirman que la Milonga es popular se refieren a que no hay código de vestimenta para entrar, no solo pasan tango,si bien el eje central es el tango, suenan también cumbias, salsas, folclore, entre otros ritmos con la idea de que baile todo el mundo, estos encuentros se manejan con un bono contribución muy económico y no es obligatorio pagarlo (es una contribución para pagar los servicios y los artistas invitados) .
En la milonga de Sarandiarte apuestan a la música en vivo y han pasado numerosas orquestas y artistas como Los Herederos del Compas, Cuarteto Mulenga, A la Milonga Cuarteto, Esquina Sur, Dúo Tango Natural, Selva Negra Tango, entre otros. Como también hicieron exhibición parejas de baile, entre ellos: Lucas Salvatore, Gustavo Romero con Inés Olmedo, Matías Batista con Rosario, Nazareno Tozzi, Cristian Gordillo con Ariadna y muchos más.

Este Jueves 28 de Marzo a las 12 horas la “Milonga de Sarandiarte” será Declarada de Interés Legislativo de nuestra ciudad de Avellaneda. La sesión se realizará en el honorable consejo de liberarte de Avellaneda, situada en la calle General Güemes 835, Avellaneda, Buenos Aires.

RODOLFO WALSH

A 42 años de su asesinato, por no callar en la época más oscura de la Argentina.

“No puedo, ni quiero, ni debo, renunciar a un sentimiento básico, la indignación ante el atropello, la cobardía, el asesinato. Este caso está de pie resuelto a impedir para siempre que un militarote prepotente juegue con la vida de la gente mansa. Sólo un débil mental puede no desear la paz. Pero la paz no es aceptable a cualquier precio.”


Rodolfo Walsh Hoy recordamos a Rodolfo el periodista, intelectual, escritor y militante, que murió en manos de una patota de la ESMA el 25 de Marzo de 1977. Un día antes de su muerte, en el 1º Aniversario del Golpe Cívico-Militar dio a conocer su “Carta abierta de un escritor a la Junta Militar”. “Estas son las reflexiones que en el primer aniversario de su infausto gobierno he querido hacer llegar a los miembros de esa Junta, sin esperanza de ser escuchado, con la certeza de ser perseguido, pero fiel al compromiso que asumí hace mucho tiempo de dar testimonio en momentos difíciles.”


Nuestro estudio lleva su nombre y su imagen inmortalizada porque “el periodismo es libre o es una farsa”.

A 43 años del Golpe Cívico Militar, ni olvido ni perdón.

30.000 razones para mantener la memoria.
24 de marzo. Memoria, verdad, justicia.

A 43 años del Golpe Cívico Militar, ni olvido ni perdón.

Recordamos y reivindicamos la lucha de les compañeres. Recordamos a les que ya no están.

A 43 años, seguimos apoyando a nuestras abuelas y madres que fueron, son y serán un faro que nos siguen marcando el camino de la lucha.

No olvidamos la complicidad clerical y mediática.

Gritamos bien fuerte NUNCA MAS!
30 mil compañeres detenides desaparecides, ¡presentes!

MEMORIA, VERDAD Y JUSTICIA.

#Marzo#MemoriaVerdadYJusticia#SonTreintaMil#NuncaMas

Ultimo Bondi #3er Temporada

“El miedo seca la boca, moja las manos y mutila. El miedo de saber nos condena a la ignorancia; el miedo de hacer, nos reduce a la impotencia. La dictadura militar, miedo de escuchar, miedo de decir, nos convirtió en sordomudos. Ahora la democracia, que tiene miedo de recordar, nos enferma de amnesia: pero no se necesita ser Sigmund Freud para saber que no hay alfombra que no pueda ocultar la basura de la memoria”.
Eduardo Galeano

En Último bondi creemos que la memoria es fundamental para construir el futuro de los pueblos por eso hoy recordaremos a lxs 30.000 compañerxs desaparecidxs en la época más nefasta de nuestra historia.
Hoy 21hs por Radio Patas

MEMORIA, VERDAD Y JUSTICIA



Memoria, Verdad y Justicia: Festival La Calle Larga

El próximo sábado 23 de marzo se realizará un festival por la Memoria, Verdad y Justicia en La Calle Larga. El evento será desde las 18 horas y contará con artistas populares.

Según informaron, estarán presentes La Chimo, Mamà Está Presa Ska,
Ella y Yo. Además, se podrá disfrutar de música latinoamericana como Parientes Group y Mapu Che, y habrá una barra a precios populares.